ENERINVEST
Regístrese en ENERINVEST
Regístrese en ENERINVEST para acceder a todos los recursos y a la herramienta ENERINTOOL
REGÍSTRESE AHORA
General

El Banco Europeo de Inversiones, BEI, financiará con 40 millones la mitad del presupuesto de las 524 VPO de alquiler social en Navarra.

30 de Octubre de 2017

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, y el vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Román Escolano, firmaron en septiembre de 2017 un convenio para la financiación de hasta 40 millones de euros del Plan de Vivienda de Alquiler - “Navarra Social Housing” – proyecto que la Comunidad Foral ha activado este año, en una innovadora operación de promoción de alquiler público que tiene varios precedentes en Europa –concretamente, en ciudades como Barcelona, Amsterdam, Dublín o Lisboa- y que cuenta con el apoyo del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) del Plan Juncker.

En el acto de la firma protocolaria del convenio de financiación, el vicepresidente Escolano y la presidenta Barkos han estado acompañados, por Pablo Zalba, presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), entidad que colabora con el BEI en el Plan de Inversiones para Europa en España, y Joan Basora, jefe de división del BEI para el sector público en España, así como Miguel Laparra, vicepresidente y consejero de Vivienda del Gobierno de Navarra, y José Mª Aierdi, director gerente de la sociedad pública Nasuvinsa.

El acuerdo firmado aúna dos de las prioridades del BEI: fomentar la integración social en la Unión Europea y contribuir a reducir los efectos del cambio climático, al tiempo que este banco trabaja por mejorar la vida de los ciudadanos europeos.

El presupuesto total de la inversión que Navarra destinará a su Plan de Vivienda de Alquiler ronda los 80 millones de euros, de los cuales el banco público de la Unión Europea irá financiando a largo plazo –a 25 años- la mitad del montante, mientras que otros 20 millones proceden de las subvenciones con cargo a los Presupuestos del Gobierno de Navarra.

El Plan de Vivienda del Alquiler de Navarra, cuyos primeros proyectos ya han sido puestos en marcha por la sociedad pública de suelo y vivienda Nasuvinsa, contempla la construcción de 524 VPO en régimen de alquiler durante los próximos tres años para facilitar el acceso a la vivienda protegida de alquiler a jóvenes o familias con recursos escasos y todos los edificios se adecuarán al exigente estándar Passivhaus de Edificios de Consumo Energético Casi Nulo (EECN).

Alquiler y eficiencia energética en el ‘Plan Juncker’

La financiación del BEI para el proyecto Navarra Social Housing, en condiciones crediticias ventajosas respecto a otras fuentes tradicionales de financiación, tanto en tipos de interés como plazos de amortización, cuenta con el apoyo del Plan de Inversiones para Europa, el llamado Plan Juncker de la Comisión Europea, cuyo objetivo es fomentar las inversiones en la Unión. 

En este sentido, las políticas de alquiler, rehabilitación y regeneración urbana para hacer frente a la creciente demanda de inmuebles en régimen de arrendamiento y satisfacer el derecho a la vivienda de todos los sectores de la población constituyen los dos pilares del giro social que el Ejecutivo foral ha impulsado a las políticas de vivienda de Navarra.

Con las nuevas 524 VPO contempladas en el Plan, el Gobierno de Navarra ha doblado en número de viviendas su apuesta por la promoción de vivienda pública de alquiler y, además, todos los edificios cumplirán los requisitos de la certificación de edificio EECN, que la Directiva 2010/31 de la UE exigirá a partir de 2020. Ante el vacío legal existente todavía, el Gobierno de Navarra se ha adelantado a aplicar desde este año el estándar Passivhaus en todos los edificios de su Plan de Alquiler y a exigirlo como requisito en los primeros concursos que comenzó a licitar antes del verano.

El innovador modelo de arquitectura y construcción Passivhaus garantiza un consumo casi nulo por medio de utilización de energías renovables y sistemas de aislamiento, carpinterías, ventilación o eliminación de puentes térmicos, entre otros factores técnicos. Este estándar implica una reducción de consumo energético de hasta el 75% y ahorros en calefacción hasta de un 90%.

Las primeras mediciones técnicas han calculado una reducción del coste de calefacción de 784 euros por año en una vivienda tipo de 70 metros cuadrados de más de 30 años de antigüedad o de 220 euros en un edificio más moderno que cumpla la normativa vigente, a los 73 euros anuales en una vivienda considerada de consumo casi nulo. Estas cifras convierten la apuesta por los edificios EECN en una herramienta para reducir la emisión de gases de efecto invernadero o para paliar fenómeno como la pobreza energética.

Sobre el BEI y el Plan de Inversiones para Europa

El Banco Europeo de Inversiones (BEI), es la institución de financiación a largo plazo de la UE, cuyos accionistas son sus Estados miembros. Esta entidad bancaria facilita financiación a largo plazo a proyectos de inversión viables con el fin de contribuir al logro de los objetivos de la política de la UE.

A su vez, el Plan de Inversiones para Europa, conocido como Plan Juncker, es una de las prioridades de la Comisión Europea y se centra en impulsar las inversiones para crear empleo y desarrollo mediante un uso más inteligente de recursos financieros nuevos y ya disponibles. Finalmente, el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) es el principal pilar del Plan Juncker y proporciona garantías a primeras pérdidas, lo que hace posible que el BEI pueda invertir en más proyectos que a menudo llevan aparejado un riesgo mayor.



USO DE COOKIES

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies' Más información